Carnavales en Tenerife, ¡la prueba definitiva de que los canarios saben divertirse!

Carnavales en Tenerife, ¡la prueba definitiva de que los canarios saben divertirse!

Este blogpost lo escribió nuestra alumna y colaboradora Elisha Ramage después de vivir en sus propias carnes la experiencia del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, el mejor carnaval del mundo:

“Se dice que España es sinónimo de fiesta, y esta frase es ciertamente verdad en Carnaval. La fiesta dura todo el día y toda la noche a lo largo de una semana en Santa Cruz, hay un millón de cosas que ver y que hacer, incluso para los más aguafiestas.

Todo vale en Carnavales , la única regla es llevar un buen disfraz y ¡ganas de divertirse! En los últimos años con la moda del carnaval de día ya no se puede salir a la calle ni de día sin estar disfrazado.  Te sentirías tan incómodo como un pulpo en un garaje. Afortunadamente, no hay escasez de disfraces por todas las tiendas.  Yo misma compré cuatro disfraces y a un precio super bajo. Mucha gente se toma la molestia de hacerse sus propios disfraces caseros super elaborados, la mayoría se pintan la cara y muchas partes del cuerpo con maquillajes de todos los tipos y sobre todo se ve a muchos hombres vestidos como mujeres.  Me pregunto por qué será esto tan típico.

En cuanto  a los espectáculos disponibles, a lo largo del día, hay una gran variedad de bandas que tocan en varios escenarios de todos los tamaños esparcidos por toda la ciudad – en una hora, estuve escuchando y  bailando con bandas de música folk, electrónica y funk. También había muchos desfiles muy coloridos y el más grande siempre se emite por la televisión local. Había agrupaciones de baile, reinas de carnaval y muchas murgas (imagínate un grupo de payasos que cantan canciones pero con letras sobre la política; eso es una murga). El entretenimiento continuaba hasta altas horas de la noche con más grupos en vivo, DJs y música a todo volumen que salía de todos los bares de la zona.

Aprendiendo español en Tenerife

Carnaval de día en Santa Cruz con las chicas de BLA!

Durante los eventos diurnos siempre hay un ambiente muy familiar y ves a cientos de niños disfrazados y a algún adolescente medio gamberrillo pero en general todo el mundo se muestra amable y con ganas de divertirse, lo cual – para mi sorpresa – también es muy normal durante la noche.  Para mi fue todo un descubrimiento ver que casi no hubo problemas causados por el alcohol como se pudiera esperar de un acometimiento tan grande. Había tantas cosas que hacer que no pude hacer todo.  Me perdí el entierro de la sardina (aunque mis amigos me contaron que se lo pasaron genial) y no tuve la oportunidad de subir a ninguna de las atracciones en la feria – pero siempre hay una próxima vez. El último día de carnaval lo pasé con compañeros y profesores de BLA! y lo pasamos en grande bailando en los conciertos de día, escuchando la batucada de la Calle Clavel y comiendo todo tipo de comidas dulces y saladas de todos los puestos.  Ya tengo ganas de repetir.”

¡Hasta el año que viene!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR